Régimen cubano niega salida a opositor a la vez que critica prohibición de vuelos a la isla

13 de enero de 2020 - 18:01 - Por Daniel Castropé

Adel López, directivo nacional del Partido Republicano de Cuba, fue impedido de viajar a EEUU desde La Habana, después de que le retiraran su pasaporte, sin ofrecerle ningún argumento.


Adel López Napoles


MIAMI. (Diario Las Américas)- Sin explicación alguna, pero imposibilitado de viajar fuera del país. Así quedó Adel López, directivo nacional del Partido Republicano de Cuba, después de que miembros de los servicios de Inmigración y Aduanas, pertenecientes al Ministerio del Interior, le impidieron salir del Aeropuerto Internacional José Martí, a donde se trasladó desde la Isla de la Juventud para realizar un viaje a Estados Unidos.


López, quien cuando atendió una llamada telefónica de DIARIO LAS AMÉRICAS todavía se encontraba en la sala número dos del Aeropuerto Internacional José Martí en La Habana, dijo que los oficiales lo despojaron de su pasaporte y le exigieron que regresara a la Isla de la Juventud (Isla de Pinos) “para que allá me digan cuál es mi situación legal”.


Según el opositor, está “claro” que ahora “nuevamente me están ‘regulando’ para que no salga del país”, situación que —desde su punto de vista— “es producto del crecimiento de la presencia en las calles del Partido Republicano, y eso es algo que a ellos no les gusta”.


El vuelo de López estaba programado para partir de La Habana a las 5:10 de la tarde. “Yo tenía mi boleto y me dijeron los oficiales de Inmigración que tenía una orden de restricción para viajar, me quitaron el boleto, me dijeron que son órdenes superiores y que no tienen por qué dar información”, señaló.


Las autoridades cubanas prohíben con frecuencia la libertad de movimiento de opositores dentro del territorio cubano y, además, los “regulan” para evitar que salgan del país, por lo general como una forma de restringir su participación en eventos políticas o sociales.

La prohibición para salir del país impuesta contra López por las autoridades cubanas de inmigración, sin que le ofrezcan un argumento convincente, se produce después de que el gobernante cubano Miguel Díaz-Canel asegurara que es una “violación a los derechos humanos” una medida promulgada por EEUU que restringirá los vuelos charter a provincias de la isla, a partir del 10 de marzo.


Igualmente, el canciller cubano, Bruno Rodríguez Parrilla, se ha referido a la medida adoptada por el Departamento del Tesoro de EEUU como “algo que divide a las familias cubanas”.

De acuerdo con el relato de López, “esta es una manera de castigarme por la forma cómo uno se manifiesta y rechaza la asquerosidad que están haciendo con el pueblo, con el fin de ellos enriquecerse cada día más”.


Agregó que no pensaba “salir del aeropuerto, así me golpeen como siempre lo hacen” y anticipó que “ahora seguramente me van a meter preso solo porque reclamo mis derechos y soy una persona que no piensa como a ellos les conviene”.


López dijo que, en abril pasado, cuando también se disponía a viajar con destino a Estados Unidos, “para visitar a algunos familiares que tengo en Houston, Texas”, las autoridades cubanas le prohibieron salir de la isla.


“Yo hago un llamado a la comunidad internacional para que presione por esto al régimen castrista”, sostuvo, y más adelante indicó: “Esto es una violación de los derechos humanos”.

El opositor recordó que ha estado “múltiples veces en prisión” por su activismo, principalmente en la Isla de la Juventud. “Yo estuve tres años privado de mi libertad por un delito que las autoridades calificaron de contrarrevolucionario”.


Aseguró que después de esta “regulación” es probable que “vendrán otras medidas coercitivas”, a lo que anotó: “Me quieren doblar, pero no lo van a lograr”.


El contradictor cubano aseveró que las autoridades cubanas no le habían informado previamente que existía una restricción para viajar en su contra. “Esperaron a que yo me chequeara y cuando ya estaba en el salón, es cuando me dicen que no puedo viajar”, apuntó.

193 vistas