top of page

Peligroso traslado a la prisionera política Lizandra Góngora Espinosa a la prisión de Isla de Pinos



Foto: Lizandra Góngora Espinosa.


Ramón Zamora Rodriguez.

Director Vocero Nacional del Partido Republicano de Cuba.


La destacada activista del Partido Republicano de Cuba y prisionera política Lizandra Góngora Espinosa, sentenciada a 14 años de prisión por las manifestaciones del 11J, fue trasladada desde el penitenciario para mujeres El Güatao en La Habana, para la prisión en Isla de Pinos El Colono, según le comunicó una re-educadora en una llamada a Ángel, esposo de Lizandra.

Tal vez muchos interpreten este traslado de la prisionera política Lizandra Góngora sólo como un método de distanciamiento con la familia como castigo, la realidad es que este traslado a más de 168 kilómetros de donde se encontraba, marca un grave peligro sobre la salud y vida de la destacada activista, pues es indiscutible que pretenden aislarla del resto de las prisioneras políticas que se encuentran en El Güatao, entre ellas la Directora Ejecutiva Nacional del Partido Republicano de Cuba Maria Cristina Garrido y su hermana Angélica Garrido, así cualquier acción de la inteligencia puede ser fácilmente enmascarada y justificada.


Lizandra a tenido que sufrir demostradas torturas, tratos crueles, inhumanos y degradantes por los y las uniformados oportunistas de cárceles y prisiones del Ministerio del Interior, quienes la han sometido al aislamiento en celda de castigo por largos períodos y la han mezclado en destacamentos con reclusas de mayor severidad inducidas a atacar a Lizandra, prometiendo prebendas por hacer de su vida en la prisión un total infierno, le han prohibido llamadas con su esposo e hijos (Lizandra es madre de cinco niños pequeños) ante estos tratos crueles, se vio forzada a plantarse en Huelga de Hambre, y la Seguridad castrista para desvirtuar su coraje y posición, la envío al Hospital Psiquiátrico Mazorra bajo el pretexto de un falso diagnóstico de desequilibrio mental, método usado con otras prisioneras por el régimen para mostrar a prisioneros políticos como locos, al no resultar por la entereza de la valiente integrante del Partido Republicano de Cuba Lizandra Góngora, la devolvieron a la prisión; tras la firma con sangre de una decena de prisioneras de una carta que impactó en las redes sociales entre otros medios independientes, donde es una de las signatarias, la inteligencia castrista a recrudecido el hostigamiento contra todas las firmantes.


El régimen al enviarla a esta prisión El Colono nada menos que en Isla de Pinos, deja una alerta para todas las Organizaciones No Gubernamentales defensoras de los derechos humanos y a la oposición a la dictadura castrista a intensificar el cuidado y poner todas las miras posibles sobre la prisionera política Lizandra Góngora, pues todo indica que este distanciamiento con otras prisioneras políticas es porque han preparado el terreno para quebrantar su espíritu y difundir la idea de la locura, o alegar alguna riña carcelaria y que termine herida hasta de muerte por alguna reclusa inescrupulosa común, este traslado arbitrario responde a tantas artimañas de la Seguridad del Estado que declaramos desde este momento en inminente peligro la vida y salud mental de la prisionera política Lizandra Góngora Espinosa, como cualquier otra sucia jugada sobre las demás prisioneras políticas que firmaron con su sangre la sonada carta emitida desde la prisión El Güatao, Lizandra Góngora Espinosa y todas las prisioneras y prisioneros políticos cuentan con nuestro apoyo dentro y fuera de Cuba. ¡Demostremos que tienen nuestro apoyo visibilizandolos! ¡Seamos la voz de todos los prisioneros políticos! ¡Abandonarlos es un acto tan criminal como el que emplea la dictadura contra ellos!


Nota. El jueves Lizandra fue trasladada en la noche para Isla de Pinos y no le permitieron ni recoger sus pertenencias, nada, ni siquiera pasta dental o ropa interior, y el viernes ya integrantes del Partido Republicano de Cuba en Isla de Pinos tenían conocimiento del traslado secuestro de Lizandra, y el sábado ya le llevaron personalmente alimentos, pasta dental, cepillo, champú, toalla, cremas, en fin, todo lo posible y necesario para que sienta que está en nuestros corazones y jamás abandonada a su suerte, si el regimen castrista pensaba dejarle la impresión de abandono a Lizandra, se equivocan, el Partido Republicano de Cuba responde y responderá siempre a su membresía cuando lo necesiten y jamás dejará tirado a ninguno de sus integrantes cautivos por la sanguinaria y terrorista dictadura castrista.


22 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


logo prc - fondo blanco.png

¡Gracias por suscribirse!

bottom of page